Especialistas en Algoritmos y Estrategias Online SEO

LlámanosEscríbenosVisítanos

Estrategias parael posicionamiento web

Estrategias en Marketing Online

Aunque nuestros servicios abarcan desde la reputación online hasta el posicionamiento de productos y apps, nuestra expertise es en algoritmos y motores de búsquedas y, más concretamente, en Google. Cualquiera podría pensar que son sectores distintos, pero basta con analizar la evolución del algoritmo en Facebook (conocido como Edge Rank), y la transformación de las APPs (nativas e híbridas) a Progressive Web Apps (que ahora se indexan en Google), para darse cuenta de que la médula espinal de la promoción online es la programación e inteligencia artificial de sistemas de clasificación e indexación (sean buscadores o redes sociales).

Es por ello que el SEO (optimización en motores de búsqueda, e incluso el motor de búsqueda de Facebook) es esencial para que una empresa tenga más visibilidad. A mayor notoriedad, más visitas, y por lógica, un incremento natural en sus potenciales ventas y conversiones; consiguiendo con el paso del tiempo fidelizar a los clientes.

La importancia de una estrategia SEO

Contar con una estrategia SEO pensada exclusivamente para cubrir las necesidades de un cliente en concreto es decisivo a la hora de poder llevar a cabo un buen posicionamiento en motores de búsqueda. Todos nuestros clientes buscan mejorar su visibilidad en Google y conseguir captar nuevos usuarios. Sin embargo, no todos pueden conseguir este objetivo utilizando la misma estrategia SEO (ni tampoco es aconsejable que lo hagan).

La mejor forma de hacer frente a un proyecto online no puede decidirse en una reunión, sino que es necesario un estudio previo en el que se contemple la situación general del mercado para aconsejarle a nuestro cliente qué camino es el que más le conviene seguir, teniendo como punto de apoyo datos reales y justificados.

estrategias SEO | SEO

Asimismo, las estrategias SEO también varían en función de la ubicación para las que hayan sido creadas, pues una estrategia SEO en Mallorca, en Madrid o Barcelona no presenta las mismas necesidades que una estrategia SEO en España, Reino Unido o Alemania. Y todo esto debe de tenerlo en cuenta cualquier profesional o consultor SEO antes de ofrecer sus servicios.

Por ello, cuando comenzamos nuestros servicios SEO con un cliente, las primeras semanas nos centramos en lo que éste quiere conseguir con el posicionamiento a fin de desarrollar una estrategia de marketing online en la que estén muy claros los objetivos y las técnicas a utilizar. Para ello, hacemos uso de una serie de análisis y auditorías que nos permiten conocer, entre otras cosas: quién es su competencia, las características del producto o servicio a posicionar, el público objetivo que busca dicho producto o servicio y el estado de la web. De esta forma, podemos empezar nuestra labor de posicionamiento SEO sabiendo de antemano qué aspectos debemos mejorar para captar nuevos usuarios, recuperar los perdidos y, con el tiempo, fidelizarlos.

Estrategias Online para tu posicionamiento web (Solicita PRESUPUESTO)

..porque los que fallan en la preparación, se preparan para fallar.

Ser creativos y tener una estrategia SEO adaptada a cada cliente es uno de nuestros grandes rasgos más distintivos. Nuestra metodología sigue estos sencillos pasos:

Analizar el mercado

A la hora de abrir una empresa en un local físico, siempre se aconseja realizar previamente un estudio de mercado que recopile información de interés sobre la zona en la que se desea ubicar este nuevo negocio. Dentro de este estudio se contempla la existencia y situación de otros locales cercanos, la competencia, el tipo de usuario que pasa por esa zona, el tipo de usuario que vive en esa zona, etc. ¿Y por qué se hace esto? Pues para descubrir si ese negocio tiene cabida en el lugar elegido, asegurándonos de que es una buena decisión abrirlo en esa zona y no otra.

En el SEO, este análisis de mercado es muy parecido, por no decir lo mismo, pero en internet. En este caso nos centramos en la rapidez con la que nuestro cliente necesita estar en primera página, el tipo de usuario que puede estar interesado en su producto o servicio, el tipo de palabra clave que utiliza para buscarle y la estacionalidad del servicio o producto (si suscita un interés a lo largo del año, en ciertas estaciones o sólo en unos determinados días). Así, no sólo descubrimos los principales nichos de mercado, sino que además también decidimos las plataformas que más nos conviene utilizar para aumentar la visibilidad del cliente. Por ejemplo, si nuestro cliente tiene un producto que sólo se vende en Navidad, le aconsejamos posicionarlo en Google a través de Google AdWords y no a través del posicionamiento SEO; pues podemos aparecer en primera página en cuestión de días y conseguir tráfico antes de que llegue dicha fecha (si bien es cierto que hay que pagar por cada clic recibido en el anuncio y en el momento en el que el cliente deje de pagar por la publicidad, su web desaparecerá de los resultados de búsqueda sugeridos). Por otro lado, si nuestro cliente tiene un producto que presenta una demanda constante a lo largo del año, le aconsejamos posicionarlo en Google a través del posicionamiento orgánico, es decir, a través del posicionamiento SEO, porque los resultados obtenidos son más duraderos en el tiempo y no hay que pagar a Google para posicionarse.

Identificar a la competencia

Tras saber el tipo de usuario al que queremos apuntar y las palabras que utiliza para buscar a nuestro cliente, el siguiente paso es descubrir quién es su competencia en Google.

La competencia no es algo que uno tenga que ponerse a pensar a quién o qué empresas conoce. Es tan sencillo como simular la búsqueda de un usuario/cliente que necesita nuestros servicios y descubrir qué empresas recomienda Google. En esa primera página de resultados aparecen nuestros competidores. Los que no estén en Internet, no existen.

Por otro lado, también podemos buscar los típicos listados que agrupan empresas de la misma temática para indagar sobre nuestra competencia. “Los mejores restaurantes de Palma de Mallorca” o “las mejores tiendas de segunda mano en Mallorca” son una buena forma de tener una primera toma de contacto con la competencia en internet.

estrategias SEO | SEO

Lo curioso de la competencia en internet es que rara vez coincide con la competencia que creemos tener, pues empresas como milanuncios, fotocasa o amazon pueden ser nuestra competencia directa en internet a pesar de no encontrarse en la misma zona geográfica que nosotros. Y ante esto, ¿qué podemos hacer? ¿Tienen nuestros clientes la posibilidad de superar en Google a empresas que triplican su facturación anual? Afortunadamente, la respuesta es sí. Para estar bien posicionados en Google no tenemos que tener la mejor página del mundo, sino que tenemos que tener una página web que supere a la de nuestra competencia. Por eso es tan importante conocer quiénes están posicionados en Google con las palabras por las que queremos apostar, ya que serán nuestra competencia directa si deseamos aparecer con esos términos de búsqueda.

Análisis de la competencia

¿Y para qué necesitamos saber la competencia que tiene nuestro cliente para posicionarlo en Google? ¿Podrías hacer nuestro trabajo de posicionamiento sin tener esta información? Lo cierto es que sí que podríamos. De hecho, la mayoría de las agencias SEO ofrecen sus servicios de posicionamiento sin analizar a la competencia de sus clientes. Sin embargo, nosotros estudiamos y analizamos cada una de las páginas que están posicionadas en la primera página del motor de búsqueda porque queremos identificar en qué situación se encuentran a nivel posicionamiento. Esto nos permitirá saber la estrategia SEO que utilizan a la hora de atraer usuarios, así como los métodos empleados para mantenerlos.

Por ello, una vez tenemos ese listado de la competencia, realizamos un análisis completo sobre distintos elementos de la web, entre los que destacamos:

  • Experiencia de usuario: navegamos por la web de la competencia para descubrir qué experiencia tiene el usuario en dichas páginas. Anotamos cómo convierten las visitas en objetivos, es decir, si venden, descargar algún archivo, se apuntan en una newsletter, etc. Revisamos cómo tienen configurados procesos como los carritos de la compra, las llamadas a la acción o la página de contacto. Además, en este apartado también tenemos en cuenta si la web tiene elementos llamativos de diseño o elementos que llamen la atención del usuario (ofertas destacables, logotipos de confianza, etc.). Por último, durante el posicionamiento hacemos uso de Google Analytics para comprobar que las decisiones que hemos tomado para mejorar esta experiencia han sido las adecuadas.
  • Redes sociales: una parte del análisis es conocer qué redes sociales utilizan los competidores y cómo las trabajan. Vemos qué acciones realizan, cómo las llevan a cabo y verificamos si éstas son efectivas o no. Esta información es muy valiosa, ya que nos puede servir para aprender de ellos y tener nociones básicas de lo que nos puede funcionar en ese sector.
  • Contenido web: revisamos el contenido web de los competidores, centrándonos no sólo en las palabras clave que utilizan, sino en la aparición de vídeos, imágenes o noticias dentro de la web.

Este tipo de análisis nos permite saber qué les funciona a ellos y qué podrían esperar los usuarios que entran por primera vez a la web de nuestro cliente. A la vez, nos ayuda a aprender de los errores de la competencia y ofrecer una mejor experiencia al usuario. Y esto es lo que hace de Yagle una agencia de posicionamiento web líder en Mallorca.

Establecer una buena estrategia SEO

A estas alturas, tenemos a nuestra disposición la información necesaria para decidir la estrategia de marketing online que vamos a seguir para posicionar a nuestro cliente en Google. Gracias a la información obtenida tras el análisis de las páginas de la competencia sabemos perfectamente qué encuentran los usuarios cuando navegan por ellas... así como lo que no encuentran; de modo que adaptamos la web de nuestro cliente en consecuencia para que les resulte más atrayente. No sólo adaptamos la web creando contenido relevante, sino que también tenemos en cuenta el diseño web y la forma en la que se organiza la información.

Por último, es importante resaltar que toda estrategia de marketing en buscadores ha de ser realista y establecer objetivos reales que puedan ser medibles. De no ser así, los resultados no podrán compararse con los objetivos y verificar si el posicionamiento SEO ha sido beneficioso. Al hablar de objetivos, no sólo hablamos de la cantidad de visitas, llamadas o envíos de formulario deseados; sino que también englobamos el tiempo estimado que calculan para conseguir los objetivos anteriores.

Seguimiento y monitorización de la estrategia

Tan importante es establecer la estrategia SEO adecuada, como llevar a cabo un buen seguimiento y monitorización durante su ejecución. De nada sirve crear una estrategia si no medimos los resultados que ésta genera, pues no sabríamos qué es lo que realmente está funcionando y qué deberíamos mejorar o cambiar para sacar un mayor rendimiento del posicionamiento. Por ello, nuestra agencia de marketing online no sólo elige la estrategia más adecuada para cada cliente, sino que además también realiza un seguimiento y monitorización de la misma durante todo el proceso.

Hay varios parámetros imprescindibles a la hora de realizar un buen seguimiento de una estrategia SEO, entre los que hay que destacar:

  • Que las palabras claves sean las correctas. Analizar qué keywords son las que realmente nos están generando tráfico a nuestro sitio web y modificar el contenido en consecuencia.
  • Ver en cuántas búsquedas se muestra nuestro sitio web a través de Google Search Console.
  • Identificar el número de enlaces tanto externos (los que apuntan de otro sitio web a nuestra web) como internos (los que están en nuestra web y te llevan a otro sitio web), así como la calidad de estas recomendaciones.
  • Comprobar la tasa de conversión. Si conseguimos que tu negocio tenga mayor visibilidad en Google debe verse reflejado en un mayor número de conversiones.
  • Medir la tasa de rebote de la nuestra web. El que un usuario entre en la web y no navegue quiere decir que no ofrecemos lo que necesita o estaba buscando.
  • Asegurarnos de posicionar también la marca. Está claro que el usuario nos va a encontrar por una palabra clave, pero el que se quede o vuelva a nuestra web dependerá en gran medida de si ha tenido una buena experiencia o de si hemos podido resolver su problema.

Llevar un buen seguimiento de una estrategia de marketing online, nos permite tener un gran margen de maniobra en caso de que algo no esté funcionando y tengamos que modificarlo.

Evaluación y modificaciones

El último paso en la elaboración de una estrategia de posicionamiento web es evaluar los resultados obtenidos y realizar las modificaciones pertinentes. Una estrategia de posicionamiento debe ser flexible, ya que esto nos permitirá realizar los ajustes necesarios para conseguir los objetivos marcados. En la evaluación de la estrategia SEO tenemos que analizar y saber:

  • Qué es lo que estamos haciendo bien y nos está dando buenos resultados.
  • Qué es lo que se tiene que mejorar.

Un vez que tenemos claro qué es lo que nos está impidiendo conseguir nuestro objetivo, el siguiente paso será descubrir cómo podemos solucionar este problema y, por supuesto, llevarlo a la práctica. Esto puede implicar una reestructuración de la estrategia, pues podemos vernos en la situación de tener que dar un enfoque totalmente diferente y empezar con otra estrategia nueva.

Sea cual sea la decisión, tras estas modificaciones volveremos al paso anterior y realizaremos un seguimiento y monitorización de la nueva estrategia para asegurarnos de que las modificaciones realizadas influyen de manera positiva en los nuevos resultados, realizando futuros cambios de ser necesario hasta conseguir una experiencia de usuario óptima.

Estrategias Online para tu posicionamiento web (Solicita PRESUPUESTO)